Málaga Hoguera de Hitos | Málaga Hitos y otras desventuras
Málaga hitos, de la incapacidad para proteger y generar hitos, por no saber diferenciar la paja del grano, lo vulgar de lo icónico, lo común del hito.
Málaga hitos
16031
post-template-default,single,single-post,postid-16031,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Málaga Hoguera de hitos | Málaga hitos

Málaga hitos

22 Sep Málaga Hoguera de hitos | Málaga hitos

 . 

CIUDAD CON MAYÚSCULAS

Todos sabemos, mas que menos, las funciones que debe cumplir una ciudad, ser habitable, cómoda, accesible, dinámica, motor de crecimiento, punto de encuentro, polo de atracción… aunque la ciudad con mayúsculas debe aspirar a mucho más. La ciudad es una idea colectiva, tan o más trascendente que el concepto país (el cual es más amplio e intangible) y por tanto más difícil de cohesionar, aunque bueno esto daría para otro debate, en cualquier caso en la actualidad y también en la antigüedad (veáse Roma, Atenas, Córdoba…) todas las ciudades pugnan por situarse en el mapa, por erigirse primero como punta de lanza y orgullo de sus propios habitantes y luego de su nación e incluso del conjunto de la humanidad (veáse París, Londres, Nueva York o Roma que aún pervive a pesar de todo) ese orgullo de antaño se traduce ahora (como casi todo) en dinero, la capacidad de atracción de una ciudad no solo cohesiona y enorgullece a sus habitantes sino que genera beneficios, nacidos del turismo, los eventos, nuevos habitantes y en general del anhelo de empresas, organizaciones o personalidades de ligar sus nombres y vidas a ella y no al revés.

 . 

Esa colectividad se construye desde infinidad de planos inherentes a la propia complejidad de esa máquina de habitar llamada ciudad, aunque entre todas ella hay una que siempre ha funcionado y que es clave en esa construcción de un sentimiento más allá de lo físico, de una verdadera consciencia de ciudad, es la construcción de hitos, las ciudades más importantes e interesantes del mundo los han construido, cuidado y potenciado a lo largo de su historia (independientemente de su tamaño, poderío económico o antigüedad) en España el mejor ejemplo de esto es Barcelona.

 . 

La ciudad condal cuenta y conserva hitos desde el gótico hasta la más rabiosa actualidad del barrio 21@, monumentos vestigio de un gran pasado como la Catedral del Mar, de un personalísimo modernismo como la Obra de Gaudí, ,de la apertura al mar como la operación del frente marítimo enmarcados por las Torres Mapfre y Ars,  de grandes eventos como los juegos olímpicos coronados con la antena de Calatrava, de un pasado presente como mucha de la arquitectura contemporánea de la zona Forum o de un futuro presente como la torre Agbar y otras muchas tantas, tantas como personas preocupadas por hacer de Barcelona una ciudad inmortal, hasta su ensanche (el genial Plan Cerdá) sigue en vigor sin duda el vivo ejemplo de la consciencia transgeneracional de ciudad, esa consciencia colectiva que traspasa fronteras, siglos y acontecimientos se repite en todas las ciudades con mayúscula, Paris (véase el Eje Louvre-Campos Eliseos-Arco del Trinfo-Barrio de la Defénse), Londres… y ahora es cuando alguien dice ya… pero Málaga no es Barcelona, ni Londres, ni Paris ¡Claro que aún no! pero la pregunta es ¿Queremos serlo? ¿Queremos estar en el mapa?¿Queremos ser una ciudad con mayúsculas? parece que si, pues en algún momento habrá que ponerse a ello, pues posiblemente llevamos siglos de desventaja.

 . 

MÁLAGA HOGUERA DE HITOS

 . 

Málaga no es París, Nueva York o Barcelona, ¿Es cuestión de historia? Málaga es Mucho más antigua que Nueva York ¿Es cuestión de tamaño? Málaga tiene más habitantes que Miami así que parece que no ¿Es cuestión de dinero? Málaga no tiene un PIB especialmente bajo… en gran parte es cuestión de consciencia de ciudad,  de continuidad en a creación de una idea de colectividad, de un sentimiento de unidad urbana que trascienda generaciones, eventos y fronteras. ¿Y eso como se consigue? La respuesta es larga y compleja pero centrémonos en uno de los puntos, la construcción de hitos, esto nos devuelve a la nueva noria de Málaga.

 . 

Esta ciudad es especialista en destruir, transformar o abandonar hitos existentes o potenciales tenemos mil ejemplos, por citar algunos de los más memorables  hitos malagueños mal obrados a modo de recopilación de grandes éxitos:

 . 

y podríamos seguir añadiendo sine die. Afortunadamente algunos hitos han conseguido salvarse (de momento) gracias a la movilización social como La Mundial o los Baños del Carmen, y otros afortunamente llevan perviviendo aún más tiempo como La Catedral o el Málaga Palacio, a pesar de lo incómodo que para algunos resulta verlo tan cerca de la no-torre de la catedral, esos que quieren derribarlo solo por no tener más de 100 años (fue construido en 1957) sin querer comprender que es una joya del movimiento moderno con ese punto expresionista tan mágico y personal. Y es que esta es una ciudad de hogueras y altares, sin término medio y durante demasiadas décadas sin rumbo, una ciudad extremista dividida hasta hace bien poco en defensores ultra-radicales de todo aquello que tenga más de 100 años cual fetiche centenario, con el único criterio del tiempo en sus plumas o cinceles y las del bando contrario, los que con el único criterio de derribar y construir no son capaces de diferencias entre la paja y el grano.

 . 

LA PAJA Y EL GRANO

 . 

Málaga ha tenido hitos, ha tenido muchos, pero no ha sabido/querido conservarlos, sus sucesivos habitantes y mandatarios casi desde después de su fundación fenicia (solo los disculpo a ellos pues fueron los fundadores y antes de ellos no había nada urbano) han ido destruyendo todo lo anterior sin saber diferenciar la paja del grano, lo prescindible de lo imprescindible, lo vulgar de lo icónico, lo común del hito. Pero bueno excusemos a todos nuestros conciudadanos anteriores, pues cierto es, que esa consciencia de transcendencia de la ciudad hace siglos era solo un bien propio de grandes mentes que algunas ciudades como Barcelona o París supieron ir convirtiendo en timoneles de sus rumbos. Pero ahora en estas últimas décadas no hay excusa, es imposible entender la capacidad de esta ciudad para destrozar, abandonar o ignorar sus hitos y lo aún más asombrosa incapacidad de generarlos y cuando lo hace, lo hace de una manera tibia e intrascendente véase el Cubo del Pompidou o el último gran ejemplo: la nueva noria de Málaga también analizada en este blog.

 . 

MÁLAGA, METRÓPOLIS INCIERTA

 . 

Málaga es como un diamante aún un bruto, dispone de innumerables potenciales para proyectarse al mundo con fuerza, para ser una ciudad con mayúsculas para codearse a nivel nacional con Madrid o Barcelona, pero no lo hará sino comprende que hay algo tan o más importante que la economía, las comunicaciones, la limpieza o las reformas…

Y es la construcción de una identidad apoyada en elementos físicos: los hitos, hitos arquitectónicos, hitos naturales, hitos eventuales, hitos-logos, hitos, hitos, hitos, conservarlos, potenciarlos, crearlos, creerlos, encontrarlos, desearlos, estudiarlos y enseñarlos.

Los humanos (y eso bien lo saben las religiones) hemos necesitado desde siempre totems, hitos con los que poder reconocernos, donde poder rezarnos, donde poder mirarnos, donde poder sentir que formamos parte de un mismo sueño que nos transciende a nosotros y al tiempo, esa comunión de una ciudad que sueña con pervivir que sueña con ser motor de su mundo, hogar del hombre mundial, sede del futuro.

 . 

 MÁLAGA HITOS, PISTAS Y CERTEZAS

 . 

 

Para no acabar en alto y en abstracto unas preguntas a modo de pistas ¿Para cuando una operación real ambiciosa, regeneradora y creadors de un nuevo centro en la oportunidad latente del Guadalmedina?¿Para cuando la construcción de hitos con proyección urbana en otros lugares que no sean el centro histórico?¿Para cuando la construcción de otros centros con capacidad de ser hitos de nuestra época sin estar forzosamente ligados a un pasado, que por cierto, no es especialmente glorioso?¿Para cuando un planificación del sentimiento urbano?¿Para cuando un plan real de la construcción de una identidad malagueña real y potente empezando por una imagen corporativa a la altura de esta ciudad, ambiciosa, amplia, incluyente y actual véase Oporto?¿Para cuando Málaga?¿Para cuando…?

 . 

Esperemos que la consolidación de la facultad de Arquitectura de Málaga que cumple ahora diez años (embrionaria para los tiempos que requiere la arquitectura y la ciudad) sea poco a poco un factor decisivo de la consecución de esos logros, su misión es formar un espíritu crítico y constructivo, una masa de opinión cualificada, una voz de aquellos que durante una larga carrera han conocido y probado múltiples soluciones sobre esta ciudad a modo de campo de experimentación, afortunados alumnos que pudieron aprender a amar la arquitectura y la ciudad en su ciudad, otros tuvimos que buscar ese amor en otras ciudades pues hace muy pocos años en Málaga, por no haber, no había ni Escuela.

 . 

1Commentario

Escribe un comentario